Seleccionar página

De la familia de las Piperaceas, la planta de la pimienta negra es una viña de madera trepadora que crece en climas tropicales. Después de unos años, produce pequeñas flores blancas que se convierten en granos conocidos como granos de pimienta. Para los granos de pimienta negra, los granos son cosechados antes de su madurez plena y se vuelven negros al secarse.

Variantes de pimienta verde y blanca se obtienen al escoger diferentes estados del grano para ser cosechados.

Esta es la misma especia que, hace siglos, engendró batallas, impulsó viajes y se volvió uno de los símbolos por los cuáles se medía la riqueza entre la gente. Hoy en día, simplemente la compramos, exportado de la India e Indonesia, los productores más grandes. Disponible entero, molido o en polvo, muchos hogares utilizan un molino de mano para moler los granos, que se mantienen buenos por tiempo indefinido, para obtener el producto más fresco.

La pimienta molida mantiene su frescura óptima durante unos tres meses, y a veces se “adultera” con alguna otra cosa que la pimienta negra, fresca o de otra forma. La pimienta molida fresca convierte al aceite y el vinagre – o cualquier otro aderezo – en una pieza de arte culinario. Cuando cocine, úselo en el último momento para mantener el sabor más pleno de sus aceites esenciales.

Una de las razones por las cuales se descubrieron tierras fue en búsqueda de ciertas especias, y la pimienta negra fue una de las más deseadas y reverenciadas de todas. Ha sido conocido desde hace milenios que añadir tan solo un poco es suficiente para darle un calor picante a la comida, así como un toque de sabor vívido. Pero no solo es un ingrediente sabroso en las recetas, la pimienta negra tiene aspectos nutritivos bastante importantes también.

Estudios han demostrado que su combinación de vitaminas, minerales y aceites tan única, provee de beneficios como un aumento en la absorción de nutrientes, ritmo cardiaco mejorado y mejor presión sanguínea, un crecimiento de células saludables y buena digestión, así como propiedades anti inflamatorias, antioxidantes, antibacteriales, reductoras de fiebre, y estimulantes del sistema inmune.

A %d blogueros les gusta esto: